martes, 5 de enero de 2016

Esta noche pasan los Reyes.

 
Esta noche que pasan los Reyes Magos, serán muchos los que no podrán recibir lo que necesitan, y es que algo muy lamentable está ocurriendo, la pobreza se apodera cada dia de más personas, que no tienen trabajo y por tanto carecen de lo más elemental para vivir.
Familias que vivian templadamente, ahora tienen que acercarse a comedores de caridad, para que les den la comida cada dia.
 
El que conserva su trabajo, no se atreve a gastar lo poco que tiene, decide ahorrar "por si acaso", una encuesta reciente demuestra el incremento de la tasa de ahorro.
Se evita el gasto derivado del ocio, cada dia se está más temeroso, y es que la pobreza se está instalando entre nosotros.
Otra encuesta, indica como se han disparado las ventas de juegos de mesa, ahora en vez de viajar o salir a cenar, se reunen las familias en torno a la mesa camilla, a practicar juegos de mesa.
 
No es malo que las familias se reunan en torno a la mesa camilla, al calor de aquel brasero bajo su falda, pero lo que si es bueno es que a la vez puedan colocar sobre esta mesa, los alimentos necesarios para poder subsistir
Posted by Picasa

4 comentarios:

CHARO dijo...

Es triste y lamentable que haya tanta pobreza y más sabiendo que hay recursos para todos si no hubiera tanta ambición y tan poca solidaridad.En mi casa también nos reunimos a jugar la familia alrededor de la mesa y es una experiencia muy buena.Saludos

jose luis samper dijo...

Lo mas triste querido amigo, es que nos hemos acostumbrado a pasar junto a los indigentes sin tan siquiera mirarlos a la cara, sin preguntarles como se llaman, sin perder un minuto en preguntarles por su vida, aún a sabiendas de que nos contestaran con alguna mentira o un improperio. Resumiendo pasamos junto a ellos sin reconocer el rostro de Jesucristo.

icue dijo...

CHARO Y José Luis, que razón tenéis en vuestras reflexiones, tocáis los puntos débiles de esta sociedad que nos ha tocado vivir, tenemos que dar un salto y salir adelante.
Un abrazo

Julia L. Pomposo dijo...

La hermosa noche de Reyes, se enturbia cuando se piensa en todos esos niños del mundo que jamás han visto ni tenido un juguete, y que además carecen de lo mas primordial.
Se siente impotencia por no poder hacer nada los que quisiéramos hacer, mientras que los que podrían hacer mucho, no hacen nada.
Salud y paz para el nuevo año.
Un abrazo