sábado, 9 de abril de 2016

Aprendamos todos...

 
Hoy dia cabalga desbocada la cultura de la muerte para las personas, es el aborto, es la manipulación de embriones es la eutanasia....
Un caso ejemplar nos da toda una lección de comportamiento ante la eutanasia. Olga Bejano, de 43 años, lleva más de 20 años presa de un cuerpo inmovil, con una total dependencia: dice que el mejor tratamiento para su enfermedad es el "cariño terapia".
Esta mujer ejemplar escribe su tercer libro, sin poder mover ni un párpado, le van indicando las letras y ella con un pequeño movimiento dice que esa letra es la que hay que escribir.
 
En su último libro, Olga Bejano dice: "La vida es tan intensa, tan inmensa, tan hermosa y tan grande como el mar. Cuando llegamos a este mundo, el viento sopla fuerte en el barco de nuestra vida. A medida que vamos creciendo, aprendemos a vivir con el mar en calma, picado, incluso en tempestad. Pero un dia, sin saber muy bien poe qué, el viento deja de soplar. Entonces, tenemos dos opciones: llorar, lo cual no conduce a nada o aprender a remar.
Tras mucho remar, ya exhaustos de tanto ver agua, un dia Dios nos ilumina con el faro de su inmensa luz, y nos guia hasta que lleguemos a buen puerto.
 
Y en otro capítulo hace un profundo análisis acerca de la vida y la muerte, dice en un momento del libro: La vida es el mayor arte que existe y saber vivir es ser un gran artista. Vivir las veinticuatro horas de un dia intentando superar los momentos dificiles, sabiendo disfrutar de los momentos agradables que nos presenta la vida, eso es vivir, y vivir siempre merece la pena, hasta el final, hasta que El Maestro de nuestra acuarela, decide que nuestro cuadro está terminado a su gusto, y solo le queda poner la fecha y la firma.
¿Quien dijo que con un cuerpo en esa condicions no se puede vivir?.
 
Posted by Picasa

6 comentarios:

LAO Paunero dijo...

icue, esa mujer ha encontrado el sentido a la Vida, no tengo palabras que agregar por la emoción que me produce. Gracias.

CHARO dijo...

La Olga Bejano que yo conocí falleció en el 2008 y debe de ser la misma porque los libros que dices ya los tengo.Era la hija de una amiga y no te puedes imaginar la gran fuerza interior que tenía, a mí me impresionó mucho pues otra persona en sus circunstancias no hubiera escrito los libros que escribió, sus padres le ayudaban mucho.Saludos cordiales

Buscador dijo...

Me ha encantado su entrada. Pienso mucho en los pesares del espíritu por ser lo que más duele en esta vida y también, en la gente sin orientación para hacer de su vida un mundo mejor.
Como bién dices, la vida bien llevada es de ser un artista y recorro mi memoria por tantas gentes que murieron sin superarse; tantos suicidios y desengaños de la vida, en definitiva tanto dolor a sus espaldas por no encontrar a su corazón...
Ser feliz en esta vida tiene un punto de suerte pero, lo más importante de todo es alcanzar la bondad y la sabiduría del corazón. Ha de saber que nuestro corazón es sabio y no se deja conquistar así, de cualquier manera y lo mismo sucede con Dios. Mucha gente le echa la culpa al destino o lo divino, a la realidad o su familia, amigos o gente que conoce...sin embargo su corazón los espera hasta la muerte para que se reconcilien con todo aquello que les rodea. Como bién dice, la vida bien vivida es de ser artista y no todo el mundo es artista para encontrar a su corazón...
En ocasiones prefiero estar callado a tanta injusticia porque no me comprenderían.

Un saludo amigo.

Ilesin dijo...

El verdadero sentir de la vida cada uno de nosotros lo encontramos en nuestro interior sin depender de las circunstancias que nos hacen vivir de una u otra manera. Esa es la fuerza del sendero.
Besos

Ester dijo...

Con ella no puedo estar mas de acuerdo y su comportamiento merece un aplauso, las personas que le brindan ese cariño-terapia merecen un monumento. Abrazos

stella dijo...

Hermosa mujer con gran sabiduría para sentir lo bello de la vida, darle real sentido a pesar de las dificultades, salir adelante con esa gran capacidad y fortaleza de espíritu...y mucha fe.
Fuerte abrazo Icue