jueves, 31 de mayo de 2007

Estoy a la puerta.

 

Un famoso pintor, pintó un buen cuadro. El dia de la presentación acudieron las autoridades, fotógrafos, periodistas y muchas personas. Cuando se quitó el lienzo que tapaba el cuadro, se vió la figura de Jesús, parecia vivo, Estaba con el oido junto a una puerta, parecia querer oir si dentro habia alguien.
Un observador , encontró que algo faltaba al cuadro. La puerta no tenia cerradura. Preguntó al artista: "Su puerta no tiene cerradura", ¿como se hace para abrirla?. El pintor tomó una biblia, y buscó un versiculo que le dió a leer:
Apocalipsis 3,20: He aqui, yo estoy a la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
"Asi es", respondió el pintor. "Esta es la puerta del corazón del hombre.". "Solo se abre por dentro."
Posted by Picasa

2 comentarios:

Cristian dijo...

Icue:
sin duda, esa debe ser una de las puertas más difíciles de abrir, que ni siquiera con toda la fuerza o tecnología actual podria hacerse aunque fuera un pequeño forado, si desde dentro no se está dispuesto a ser vulnerable. Gran entrada nuevamente. Bendiciones.

Telefono Azul dijo...

Qué difícil es abrir nuestro corazón para las cosas de Dios... y que fácil para lo que le ofende, verdad?
Saludos.