lunes, 1 de octubre de 2007

Mes de Octubre.

 

Hemos entrado en el mes de octubre, y encuentro la estampa antigua que encabeza este articulo, lo que me ha llevado a refrescar mis ideas sobre sobre lo que este mes siempre ha significado en el rezo del Rosario.

He leido repetidas veces que el Rosario, es cosa de hombres muy barbados y muy hombres, que alguna vez quieren elevar su corazón a Dios.

Cuando se tienen deseos de hacerse grande, hay que hacerse pequeño, y ser pequeño exige creer como creen los niños, amar como aman los niños, rezar como rezan los niños.

El camino que conduce a Jesus es Maria, a Ella está dedicado este mes de Octubre, y no digamos que en el Rasario se dicen siempre las mismas cosa, acaso no se dicen siempre lo mismo los enamorados?. No será más bien que no paladeamos, que no saboreamos, que no pensamos en lo que decimos en cada Ave Maria, o no nos detenemos a considerar el significado de cada misterio?.
Buen momento para acercarnos un poco más a Maria.
Posted by Picasa

4 comentarios:

Jorge y Neli dijo...

Tambien consideramos el Rosário como oración predilecta.
Como se calcula, en Portugal tiene un encanto especial, gracias a las recomendaciones que hizo la Virgen, en Fátima, a los pastorcitos, en las apariciones entre Mayo y Octubre.

Como sigue vuestro hijo?
Que el Señor Jesus y Maria Santísima os bendigan a todos.

Jorge y Neli

icue dijo...

jorge y neli.- Que alegria leeros de nuevo, yo siento una predilección muy especial por Fatima, las veces que he estado he regresasado fortalecido.
Os agradezco el interés por mi hijo, está bastante bien, se recupera y parece que podrá funcionar normalmemte dentro de poco, seguir encomendando en el Sto. Rasario.
Saludos cariñosos.

Ljudmila dijo...

"No será más bien que no paladeamos, que no saboreamos, que no pensamos en lo que decimos en cada Ave Maria, o no nos detenemos a considerar el significado de cada misterio?"
Buen examen de conciencia!

icue dijo...

Ijudmila.
Efectivamente, la monotonia está en nosotros, que en vez de hablar con la Virgen al rezar, hablamos con nosotros mismos.