lunes, 18 de febrero de 2008

Fuente de esperanza.

 

Me encontraba este domingo un poco mustio, habia leido la prensa y notaba como las noticias me llevaban a la idea de que se desmoronaban cosa que hasta ahora han sostenido la cultura, la moral del pueblo, el aborto por aqui, escuelas sin Dios, matrimonios raros, drogas, robos, malos tratos, etc.
En ese momento abro otro periódico y me encuentro con un árticulo titulado "un cura de Vallecas", al empezar a leerlo una ráfaga de aire fresco, me hace salir de mi momento bajo, describe el periodista la figura de un sacerdote que él llama "un tio con encanto", que habla de Dios y aceca a Dios.
 

El árticulo magistralmente estructurado, se ajusta a la realidad de nuestro pais, lo que se sale de lo normal es la valentia del periodista para alabar y ensalzar a un cura, (en estos momentos en que se les ataca sin compasión), que además da doctrina de la buena, diciendo que se tiene que confesar antes de comulgar.
Este árticulo me hace encontrar muchas razones para la esperanza, con sacerdotes así, y con periodistas así, el desmoronamiento que sentia al principo, se convierte en una fuente de ilusión y de esperanza.
Ojalá sepamos los católicos estar a la altura de estas personas.
 
Posted by Picasa

28 comentarios:

isol dijo...

Hola Icue ,los medios de comunicación siempre se empeñan en mostrar lo peor de la humanidad para darnos esa sensación de desesperanza que termina alejando de Dios a muchos,pero verás día a día que aunque los tiempos han cambiado ,como hay demasiados seres que son luz en este mundo,y asi como ese cura que has visto, asi debemos sostener nuestra Fé,dando testimonio del amor que Jesús nos ha dado,creeme yo cuando veia televisión me sentía tan mal,veía tanta maldad,tanto desorden en este mundo,hoy a travez de este medio he conocido personas maravillosas que me demuestran que el amor existe,que la pureza prevalece,sin duda hay mucho dolor en este mundo,también hay mucho por lo que podemos luchar y cambiarlo con amor,después de todo nuestro Dios es el Dios del AMOR, de la familia,tranquilo hay bondad solo que no vende publicidad eso es todo.Gracias por visitar mi blog ha sido grato conocer el tuyo.

j.a.varela dijo...

Icue:

Gracias por el artículo y por la foto de San Josemaría en esa callejuela. No la conocía.

j.a.varela

Oscár dijo...

Pues si hermano yo no soy quien para interpretar nada pero creo firmemente que la Iglesia está despertando y está emepzando a entender eso de lo que hablamos antes "santificar el trabajo" y es que ¿debemos escondernos cual avestruces por no perder unos pesos?, lo he notado en algunos periodicos de mi localidad he quedado asombrado como los periodistas catolicos han empezado a elaborar articulos en este sentido y llámame fanático pero creo que tmabién se debe y en mucho a este fanatismo socialista que en el mundo se despierta de alguna forma la religion y sobre todo la catolica hace un contrapeso y varios medios estan emepzando a prestar su voz, pues no es poco cierto que partidos politicos y ONG tejen artimañas contra la Iglesia por el simple hecho que les molesta, como decía algun obispo, los medios s ehan prestado para exagerar muchisimas cosas de la Iglesia, pero no s eprestan para lo otro (casi nunca). Ánimo, el Señor está con nosotros.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Los periódicos,prensa,revistas no tienen ni idea de religión nada de nada serán expertos en deportes,política,pero de religión (a quién tienen para redactar)solo buscan una información que después la convierten en arma de doble filo.Saludos icue

icue dijo...

Isol.
Tienes razón son muchas las personas que luchan por dar luz al mundo, para que salga de esas tinieblas que algunos quieren meterlo.
Saludos.

icue dijo...

j.a.valera.
En verdad que la foto es impresionante, yo tampoco la conocia, la he encontrado en internet. Creo que sirve para valorar la confesión que todos necesitamos.

icue dijo...

Oscar.
Esa reacción que estamos viendo en todas partes, está motivada por la obsesión que tienen de querer quitar a Dios de la vida de los hombres, y eso no es posible, sin Dios no se puede vivir, vamos a la ruina.
Un abrazo.

icue dijo...

alter ego.
Yo creo que existen periodistas de todo tipo, por desgracia abundan los que escriben por intereses partidistas, y procuran arrimar el ascua a su sardina, no escriben con justicia, lo hacen muy sectariamente.
Saludos

Anibal dijo...

Muchas gracias por tu visita y comentario en Ser Audaces. Me gustaria añadir algo a tu post de hoy: efectivamente hacen falta sacerdotes santos, periodistas santos y muchos, muchos laicos santos, padres de familia normales y corrientes como nosotros que se "coman el mundo", y afortunadamente los hay a montones. Un cordial saludo y te espero cuando quieras en mi blog, yo me pasaré por aquí

Sonsoles dijo...

QUERIDO ICUE, PERSONAS ASI SON LAS QUE REALMENTE ASPIRAN A SER SANTOS. QUERIDO ICUE, HOY HE TENIDO MI DIRECCION ESPIRITUAL, CON MI QUERIDO DIRECTOR EL CONSILIARIO DE AC, Y, HA LEIDO MI ESTROPICIO DE ENTRADA AQUELLA EN LA QUE ESTUPIDAMENTE ME METO CON EL MUNDO SACERDOTAL, ESTOY POR BORRARLA DE LAS ENTRADAS. SE HA OFENDIDO Y CON RAZÓN, ME HA DICHO QUE SI HOY HUBIERA SEGUIDO LAICO COBRARIA MUCHISIMO MÁS QUE AHORA, TENDRÍA SU PROPIA CASA, Y NO TENDRIA QUE TRABAJAR A LO MEJOR LAS 24 HORAS DEL DIA, POR QUE CURA LO ERES A CADA MOMENTO DEL DIA. DE VERDAD QUE CUANDO METES LA PATA HASTA EL FONDO, QUIERES QUE TE TRAGUE LA TIERRA. HOY SE ME HA PRESENTADO UNA CUESTIÓN EN LA DIRECCIÓN, SER MILITANTE DE AC O NO, ME HA DICHO, QUE NO PUEDO PRESENTAR EN PUBLICO ESE TIPO DE DUDAS Y LUEGO HABLAR DE LO MARAVILLOSA QUE ES AC (ACCION CATÓLICA) SERIA MUY INCOHERENTE, Y TIRNR MUCHA RAZÓN. NO SÉ QUE HACER, QUIERO PERTENECER A AC, PERO HAY OTRA PARTE DE MI QUE ME DA MIEDO, Y ES MI FALTA DE ESTABILIDAD, YA SABES A LO QUE VOY
BSS.
GRACIAS POR LEERME.

Ljudmila dijo...

Gracias Icue. Es verdad para escribir así hoy hay que ser valiente y no solo en España. Motivos de esperanza tenemos, pero la prensa no se ocupa de ellos y parece que estuviera empecinada en comunicarnos solo lo negativo y resaltarlo. Si al menos fuesen objetivos y buscaran la verdad para dejarnos juzgar. Bien por el periodista valiente!

icue dijo...

Anibal.
Efectivamente somos principalmente los laicos, los que estamos enmedio de la calle, los que tenemos que sacar esto adelante, pero no podemos hacerlo sin unos buenos sacerdotes que nos mantengan en gracia de Dios, con ese poder que Dios a puesto en sus manos de perdonar los pecados, y traer todos los dias a Jesús sobre el altar.
Hacen falta buenos padres de familia, buenos ciudadanos y muy buenos curas.
Un abrazo

icue dijo...

Querida Sonsoles.
Debemos dejarnos llevar por los consejos de nuestro director espiritual, aunque siempre la última decisión es responsabilidad nuestra.
Yo en Madrid acudia con frecuencia a la Basilica de San Miguel, y los sacerdotes que habia me ayudaron mucho, seguro que lo que te dice el que te dirige será siempre acertado.
Saludos

icue dijo...

ljudmila.
Si necesitamos periodistas valientes, yo diria más bien personas decentes que tengan la valentia de actuar con rectitud de intención, aunque no sean católicos, que como tu dices sean objetivvos y sepan mostrar la verdad, que al final es la que nos hace libres.
Con afecto y simpatia.

Laura de Nava dijo...

Hermosa reflexión. Estamos en el espíritu, justamente ese aire fresco que nos despierte y nos mueva me interpelaba a mí anoche y me sigue hablando y no se callará, porque de una u otra forma a los que se nos ha dado a conocer la verdad, no debemos descanzar hasta hacerla brillar.

Amigo, si puedes pasar el reportaje o un material sobre la vida de este sacerdote, se te agradece, al correo, claro. Un abrazo para ti y los tuyos.

icue dijo...

laura de nava.
Tú lo dices no debemos descansar hasta hacer brillar la verdad.
Te he enviado lo que me pides.
Saludos

Sonsoles dijo...

GRACIAS ICUE.

Mónica dijo...

hola

Mónica dijo...

hola

Ljudmila dijo...

Icue te felicito veo que tienes cada vez mas visitas! Bien es muy sencillo y evidente, tus entradas son cada vez mejores. Gracias!

Gabriela dijo...

Los medios de comunicaciòn son los menos indicados para levantar voz y polvo, si en estos temas complejos se trata, pues son los màs interesados en recrear un sunami donde hubo una oleada. Asimismo, sigo pensando que las plàticas teològicas deben hacerse muy cautelosamente y nunca en la primera "cita".

Un placer conocer tu blog.

icue dijo...

monica.
Un afectuoso saludo

icue dijo...

ljusmila.
Eres muy amable, me anima tu entrada, para seguir escribiendo sobre temas que tanto tu como yo llevamos en el corazón y debemos hacerlos llegar a otros.
Con afecto

icue dijo...

gabriela.
Si los medios de comunicación levantan mucho el polvo que les interesa, no encuentro una prensa libre e independiente que no barra para su casa.
saludos

jose pineda dijo...

debemos promocionar mas a los sacerdotes buenos..a los laicos buenos...a las instituciones buenas...xq tenemos solamente amlas noticias..y son noticias los q cometen errores, no los que construyen cosas interesante porque eso es lo común, hagamos siempre lo extraordinario como nos lo pide el Señor en el evangelio y seamos comunicadores de lo bueno. saludos

icue dijo...

jose pineda.
Muy claro tu comentario, tenemos que ser altavoces de lo bueno, y difundir la buena nueva, con gracia, con garbo y sin criticas para no faltar a la caridad.
Saludos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

No es el afán de que los medios sólo difundan noticias positivas (hubo un periódico que lo hizo así hasta que se vio obligado a publicar una mala como su propia quiebra); por algo tenemos espíritu de discernimiento para descartar lo negativo y quedarnos con lo bueno, lo que construye.

Pero claro...la opinión pública es muy subjetiva y múltiple en cuanto a los pareceres en este sentido. ¿Que un periodista es valiente por alabar a un cura? No, está diciendo lo que tiene que decir...si hay a quienes no les gusta, pues respetarlo.

Para todos los medios hay público, estimado...es principio básico. Saludos cordiales.

icue dijo...

luis alejandro.
Para todos los medios hay público, pero cada medio que respete al otro.
Saludos