sábado, 9 de febrero de 2008

Sabe escuchar.

 

!Que gran cualidad saber escuchar!. Desde que lei Momo, de Michael Ende, le tengo cierta envidia, a la buena escucha de la protagonista. Una chiquilla, sencilla y muy normal, pero que escuchaba de maravilla.
Momo ayuda a todos, para todos tenia un consejo, un consuelo, un estímulo, una alegria...¿Acaso por su inteligencia, sus dotes artisticas, sus estudios, su magia o su encantamiento?. No, en absoluto. Lo que la pequeña Momo sabia hacer como nadie era escuchar. Eso no es nada especial. Diriamos que cualquiera sabe escuchar.
 

Sin embargo, muy pocas personas saben escuchar de verdad. Y la manera en que sabia escuchar Momo era única. Lo hacia de tal manera, que a la gente tonta, se le ocurian de repente ideas inteligentes, y eso solo porque escuchaba con atención y simpatia.
Que gran regalo hariamos a la humanidad aprediendo a escuchar mejor. Escuchando se enseña mucho, se aprende mucho y se evitan muchos problemas de comunicación.
Nos vendria bien imitar a Momo.
 
Posted by Picasa

20 comentarios:

Sonsoles dijo...

SI SUPIERAMOS ESCUCHAR NOS AHORRARIAMOS, MUCHAS GUERRAS Y DISCUSIONES. DIOS ESCUCHO AL PUEBLO DE ISRAEL, ASI LO SALVÓ. ESCUCHAR ES LA CLAVE DE MUCHOS PROBLEMAS.DIOS ESCUCHA NUESTRAS PLEGARIAS ASI NOS AYUDA, A PESAR DE QUE LO SABE TODO, ESCUCHA NUESTRAS PETICIONES, ¡ESCUCHEMOS NOSOTROS LO QUE NOS PIDE DIOS!

icue dijo...

Sonsoles.
Has dado en la diana, eso es lo que tenemos que hacer escuchar a Dios, al escribir no lo hacia con esa idea, pero es la definitiva, siempre me ayudas.
Gracias encanto.

Sonsoles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sonsoles dijo...

Icue, todo lo enfoco, o lo intento enfocar en base a Dios, si tienes como base a Dios, siempre tendras la respuesta. y siempre acertarás. con que idea lo enfocaste tu? te referias a algo en especial? Bss.

Mónica dijo...

Hola soy nueva en tu blog , vengo a través de Sonsoles ,
Momo me trae muy buenos recuerdos de una religiosa , tutora mía en el colegio de las monjas que me lo prestó para leer cuando estaba en COU, me lo leí en un día pensando que la religiosa era Momo en persona que me ofrecía su historia . Momo y los hombres grises que siempre tienen un reloj en el estómago y prisas y prisas
¿Dónde estará Momo?, ¿dónde te habrán mandado esta vez tus madres superioras?Guinea América Latina , Asia ...
Donde quiera que esté rezo por ella

Romina Ortiz de Landázuri dijo...

Qué genial que me vengas a recordar a Momo!
Tenía algún tiempo en mi baúl de recuerdos anquilosados.

Hoy por la noche, después del trabajo, voy a casa de mi madre y sacaré el libro.

Gracias, saludos

Amanecer dijo...

Gracias por tu visita, he disfrutado mucho esta entrada sobre MOMO, tratarè de leer el libro, en la manera en que lo describes, suena interesante.

Besos y muchos màs.

icue dijo...

sonsoles.
Al escribir esto pensaba en lo poco que nos escuchamos los hombres unos a otros, pero tu comentario me sirvió para profundizar mucho más, cos aque te agradezco mucho.
Cariñosamente

icue dijo...

Mónica.
Bienvenida, me alegra que el cuento de Momo, te sirva para recordar a personas que han pasado por nuestra vida y nos han ayudado.
Bienvenida, te visitaré más

icue dijo...

romina.
Que bien que todavia se conserve este libro en casa de tu madre, es una señal muy positiva, como lo esque lo recuerdes con cariño
Un cordial saludo

icue dijo...

amanecer.
Me alegra que te ilusione leer este libro.Gracias

Oscár dijo...

tendria que buscarlo icue, me recuerda al santo cura de Ars! muchas gracias!

Laura de Nava dijo...

Ciertamente estamos más acostumbrados a oir que a escuchar, y una de las virtudes principales de María y de tantos otros que nos han presedido en esta misión de ser santos y santificar, practicaron perserverantemente esta cualidad. Hermosa tu reflexión. Bienvenido a nuestro foro y a nuestra vida. Dios te bendiga.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Hoy recordaba una experiencia que tuve hace años atrás...una amiga que conocí en un chat, muy distinguida ella. Nos juntamos a conversar y...la verdad es que hablé buena parte de la velada; eso fue suficiente para que ella se molestase conmigo y cortase la incipiente amistad.

En adelante, aunque me gusta hablar, decidí tratar de escuchar mejor a mi contraparte...agregando gestos como mirar a los ojos o asentir. Y, modestia aparte, creo que me ayuda a tener una palabra que se acerque a lo preciso en determinado momento.

Saludos cordiales.

P.D.: Siendo sinceros, primera vez que me entero de este libro.

Dorli dijo...

Saber escuchar, requiere saber callar, dejar que el otro hable, aún cuando estoy ansiando contarle lo mío. Pidamos ese don maravilloso que permite entrar en el corazón del otro, para amarle según Dios.
Un abrazo.

icue dijo...

laura de nava.
Alegria de verte por aqui.
Ya que hablas de Maria, ella guardaba todas estas cosa en su corazón, es todo un programa, cuantas cosa que escuchamos debiamos guardar dentro de nosotros.
Con afecto

icue dijo...

luis alejandro.
Estamos de acuerdo en más cosa de las que parece, esta anécdota que cuentas lo demuestra.
Un abrazo

icue dijo...

dorli.
Que maravilla tratar contigo, siempre aciertas en tus reflexiones, eso que dices no es facil, el aguantarnos sin contar lo "nuestro" eso cuesta, pera esa es la lucha.
Con cariño

Muriel dijo...

Siempre intento no caer en las garras de los hombres grises. Saber escuchar no es gratificante, saberse escuchada tb. Cuánto se aprende cuando se para una a escuchar!! (Momo es el primer libro con el que le empecé la biblioteca a mi hija, se han ido sumando títulos, pero este fue el primero).

icue dijo...

Pienso que podemos aprender mucho escuchando, si nos escuchamos a nosotros mismos... eso ya lo sabemos.