miércoles, 9 de diciembre de 2015

Año de la Misericordia

 
Ha empanzado el Año Santo proclamado por el Papa Francisco para fomentar en los hombres las obras de misericordia. Otro aspecto central del Año Santo es “el sacramento de la Reconciliación”, que “permite experimentar en carne propia la grandeza de la misericordia”. “Cada confesor deberá acoger a los fieles como el padre en la parábola del hijo pródigo: un padre que corre al encuentro del hijo aunque haya dilapidado sus bienes. Los confesores están llamados a abrazar ese hijo arrepentido que vuelve a casa y a manifestar la alegría por haberlo encontrado”
No se pueden pedir más facilidades, para acercarnos a ese sacramento en estos días previos a la Navidad, vivamos, sintamos en nosotros mismos esa misericordia que Dios quiere para nosotros y a su vez para que sepamos vivirla con los demás.
 

2 comentarios:

Marcos dijo...

Cuanta razón tienes, este Año de la Misericordia es un gran regalo de éste Papa, una ocasión única para reflexionar y aprovechar.

CHARO dijo...

Dios nos ayude a cumplir el objetivo de este año consagrado a la Misericordia.Besicos