viernes, 6 de enero de 2017

El gran poder de la mujer.

 

La mujer tiene entre sus manos un "poder insustituible" para que permanezca la vida humana en el mundo, su apertura a la acogida, al amor, al servicio.
Esa apertura se vive de modo especial en la maternidad. Ser madre implica una invitación que afecta a la mujer en todas sus dimensiones, fisica, psicológica, espiritual.
Cuando inicia el embarazo, el cuerpo de la mujer acoge los mensajes que lanza el hijo para asegurar su propio bienestar. El embrión, en cierto modo "gestiona" a su madre. A la vez, el hijo depende en todo de su madre, de lo que hace, de lo que toma, incluso de lo que siente.
 
La psicologia materna tambien entra en el mundo del hijo. No es lo mismo llevar adelante un embarazo entre esperanzas y alegrias, que llevarlo entre miedos y angustias.
La madre que recibe al hijo como un regalo, como una señal de amor, como una esperanza, como una tarea que comparte con el esposo, penetra de modo intimo en el corazon del hijo.
 
Si algunas sociedades han desarrollado el "miedo a la maternidad", es debido, en buena parte, al hecho de que no conocen esa maravillosa vocación humana a la acogida, a la entrega de uno mismo para el bien del otro.
Sorprende la presion de grupos ideológicos que buscan destruir la apertura del amor de la mujer, promueven y difunden metodos anticonceptivos, abogan por el aborto, ese acto homicida que destruye la vida de un hijo
En las manos de hombres y mujeres de todas las razas, de todos los pueblos, de todas las religiones y de todas las clases sociales está la posibilidad de romper esquemas de muerte, promovidos por seudoprofetas del progreso.
asi paises mal llamados desarrollados, recuperarán un dinamismo profundo que llenará las calles de bebés felices y de madres y padres decididos a gastar lo mejor de su tiempo y de sus vidas en una misión hermosa: amar y transmitir amor a las nuevas generaciones humanas.
 
Posted by Picasa

3 comentarios:

Buscador dijo...

Conforme va pasando el tiempo la gente se aleja de su corazón y se embrutece. No comprenden las cosas buenas de la vida sumergiéndose en un mundo que está cada vez más perdido. Así lo siento.

Un abrazo.

CHARO dijo...

Lo más grande que he hecho en la vida es ser madre y esa satisfacción que siento por ello no se sustituye por nada.......Lo de amar y trasmitir amor es lo más bello que puede hacer todo ser humano.Saludos cordiales

Abuela Ciber dijo...

Sentimientos hermosos que vive una mujer y que solo ella sabe expresarlos
Es derecho de la mujer tener libertad sobre si y su cuerpo
Enseñar el respeto a ambos sexos sobre el tema es algo que se debe empartir desde la niñez
Buen fin de seman
Cariños