lunes, 20 de marzo de 2017

No tengas dudas.


Me hablan y pienso mucho en ellas, son esas madres que dudan entre dar a luz a su hijo o abortar.

Quiero tener un recuerdo muy cariñoso para esas madres solteras o casadas que en estos días se está planteando abortar ante un embarazo no deseado.

No hagas esa locura, piensa que los hijos traen sacrificios a los padres, a ti el primero que te pide es que lo aceptes y lo dejes nacer, por mucho que te cueste.

Que no hagan con tu hijo lo mismo que en tantas clínicas abortivas, que tu hijo no aparezca en el cubo de la basura.

Deja que te ayuden, acude a quien te puede aconsejar bien y ayudar. Piensa que un día tu hijo podrá, decir que nació gracias a una madre que fue generosa, está segura de que siempre te lo agradecerá.
Es muy posible que ese hijo que hoy piensas abortar, mañana te ayude a vivir cuidándote, dejalo que pueda ser igual que tu de generoso. 

4 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Los hijos aportan a la vida de de la madre: amor, sabiduría, madurez, serenidad, paz, motivos para luchar... crecimiento en todos los ámbitos. Los hijos nos hacen invencibles. Y el sacrificio es mínimo a comparación de todo lo demás que ellos nos dan.
Deseo que nunca duden entre parir o abortar. Son un préstamo divino. El más grande amor que podamos sentir.
Un abrazo.

Buscador dijo...

Estoy de acuerdo con Sara

icue dijo...

Yquien no se une a palabras tan acertadas ? bellas y llenas de realismo, te doy las gracias Sara por este lentador comemtario.
Con todo afecto y cariño

CHARO dijo...

Una entrada que tiene tanto de dramática cómo de emotiva y que espero de su fruto.Saludos