lunes, 16 de junio de 2014

Incredulidad religiosa

Paseaba junto a un amigo por la calle cuando se cruzaron con una procesión precedida por un Cristo crucificado, motivo por el cual Voltaire se quitó el sombrero en señal de respeto.
- Os creía incrédulo en materia de religión- le dijo su acompañante, sorprendido por el gesto
- Y lo soy- matizó Voltaire -Aunque Cristo y yo nos saludamos, no nos hablamos
Pensemos si somos de esos.

8 comentarios:

Armando dijo...

Buenos días Icue.

El Sr. Voltaire, tuvo un gran gesto de respeto.
El mero hecho de estar alejado de Cristo, no significa que en el momento menos pensado, su misericordia le condujera hacia Él, por el camino menos insospechado..
Personalmente, me quedo con la franqueza del Sr. Voltaire que con la hipocresía , y como decía anoche en su entrevista televisiva el querido Papa Francisco, con el fundamentalismo de muchos cristianos actuales..
Es mi humilde opinión.
Un fuerte abrazo y feliz semana.

CHARO dijo...

Desconocía esta anécdota de Voltaire lo que me lleva a pensar que este gran escritor sí que creía en Cristo pues lo saludaba aunque no le hablara.....yo al menos ni saludo ni le quito la palabra a alguien inexistente.Saludos cordiales

icue dijo...

Amando, tu razonamiento es correcto, en esa situación cualquiera puede dar el paso siguiente, gracias por lo acertado de tu comentario.
Un abrazo

icue dijo...

CHARO, ESTA CLARO QUE ESTE HOMBRE SABIA ANTE QUIEN SE QUITABA EL SOMBRERO.
UN ABRAZO

Marcos dijo...

El que no se compartan las creencias
no obliga a aser irrespetetuoso con las de los demás.

mjesus dijo...

PUEDE SUCEDER SE SALUDAN PERO NO SE HALAN.
UN ABRAZO

PEPE LASALA dijo...

No conocía esta historia Icue, comparto el comentario de Armando, y además pienso que en el fondo Voltaire tenía su sentimiento hacia Dios. Paso por aquí también para despedirme por las vacaciones, así que un fuerte abrazo, feliz verano y hasta Septiembre.

icue dijo...

Pepe Lasala buenas vacaciones, que descanses te lo has ganado
UN ABRAZO