viernes, 13 de junio de 2014

Amo a los sacerdotes.

Siento un gran cariño y respeto por los sacerdotes, humanamente se puede pensar que están muy solos, y hasta preguntarnos, ¿por que están ahí?, que intereses les guía.
Se hallan metidos en una labor donde lo que más cuenta, lo único absolutamente necesario, son los medios sobrenaturales. Hoy día se requieren verdaderos milagros, para conducir las almas a Dios, eso guía al sacerdote acercar almas a Dios, ese es su interés, su pasión, su vida.
Creo que vale la pena, estar cerca del sacerdote, así no estará solo humanamente, que nos aprovechemos de todo lo que lleva dentro, aprovechar esa fuerza que Dios un día puso en sus manos y en su palabra, para traer todos los días a Jesús a la tierra en la Santa Misa, y para perdonar los pecados.
Dejemos a un lado si es más o menos simpático, si nos cae mejor o peor, veamos en él al mismo Cristo, no lo dejemos pasar por nuestro lado de largo, el que pasa es el mismo Jesús que nos quiere ayudar.

18 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Así es Icue, son nuestros "directores espirituales" y como bien dices, no hay que dejarlos pasar de largo. En mi caso, mi Párroco es de gran influencia para mi, me gusta como nos lleva a todos en la Misa, y cómo nos acerca a Dios. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.

icue dijo...

PEPE, acabo de leerte tu entrada sobre los gitanos, me ha dejado impresionado, yo voy por Barbastro con frecuencia y conozco algo de esta historia.
Amemos a los sacerdotes, son los que nos llevaran de la mano al cielo.
Necesitan mucha ayuda.
Un abrazo

Julia L. Pomposo dijo...

Tengo que ver cada día con tristeza, como la gente solo sabe sacar a la luz los actos censurables que cometen algunos sacerdotes, pero no se acuerdan de comentar jamás toda la entrega y devoción de la inmensa mayoría de ellos.
Fuerza, amor y paz

Armando dijo...

Pues sí Icue, los buenos sacerdotes al igual que las buenas personas, deben de dar ejemplo de humildad y sencillez para que cada uno en su cometido pueda proponer y atraer hacia Jesús, a aquellos hermanos que aún no le conocen, o que,por diversas circunstancias, se hayan alejado de Él..
Nuestro queridísimo Papa Francisco, con su ejemplo de vida, su cercanía hacia todas las personas, sin distinción, su siempre buena disposición para el diálogo y su buena voluntad y extrema humildad, está haciendo posible que, gracias al Espíritu Santo Reparador, la iglesia , que somos todos, se vaya transformando en la casa acogedora que siempre debió ser.......El Espíritu siempre sopla donde quiere y como quiere. Nos guía siempre, aunque a veces no entendamos sus designios.
Gracias por tu aportación y feliz fin de semana.

Armando dijo...

Pues sí Icue, los buenos sacerdotes al igual que las buenas personas, deben de dar ejemplo de humildad y sencillez para que cada uno en su cometido pueda proponer y atraer hacia Jesús, a aquellos hermanos que aún no le conocen, o que,por diversas circunstancias, se hayan alejado de Él..
Nuestro queridísimo Papa Francisco, con su ejemplo de vida, su cercanía hacia todas las personas, sin distinción, su siempre buena disposición para el diálogo y su buena voluntad y extrema humildad, está haciendo posible que, gracias al Espíritu Santo Reparador, la iglesia , que somos todos, se vaya transformando en la casa acogedora que siempre debió ser.......El Espíritu siempre sopla donde quiere y como quiere. Nos guía siempre, aunque a veces no entendamos sus designios.
Gracias por tu aportación y feliz fin de semana.

Armando dijo...

Pues sí Icue, los buenos sacerdotes al igual que las buenas personas, deben de dar ejemplo de humildad y sencillez para que cada uno en su cometido pueda proponer y atraer hacia Jesús, a aquellos hermanos que aún no le conocen, o que,por diversas circunstancias, se hayan alejado de Él..
Nuestro queridísimo Papa Francisco, con su ejemplo de vida, su cercanía hacia todas las personas, sin distinción, su siempre buena disposición para el diálogo y su buena voluntad y extrema humildad, está haciendo posible que, gracias al Espíritu Santo Reparador, la iglesia , que somos todos, se vaya transformando en la casa acogedora que siempre debió ser.......El Espíritu siempre sopla donde quiere y como quiere. Nos guía siempre, aunque a veces no entendamos sus designios.
Gracias por tu aportación y feliz fin de semana.

Armando dijo...

Pues sí Icue, los buenos sacerdotes al igual que las buenas personas, deben de dar ejemplo de humildad y sencillez para que cada uno en su cometido pueda proponer y atraer hacia Jesús, a aquellos hermanos que aún no le conocen, o que,por diversas circunstancias, se hayan alejado de Él..
Nuestro queridísimo Papa Francisco, con su ejemplo de vida, su cercanía hacia todas las personas, sin distinción, su siempre buena disposición para el diálogo y su buena voluntad y extrema humildad, está haciendo posible que, gracias al Espíritu Santo Reparador, la iglesia , que somos todos, se vaya transformando en la casa acogedora que siempre debió ser.......El Espíritu siempre sopla donde quiere y como quiere. Nos guía siempre, aunque a veces no entendamos sus designios.
Gracias por tu aportación y feliz fin de semana.

Armando dijo...

Pues sí Icue, los buenos sacerdotes al igual que las buenas personas, deben de dar ejemplo de humildad y sencillez para que cada uno en su cometido pueda proponer y atraer hacia Jesús, a aquellos hermanos que aún no le conocen, o que,por diversas circunstancias, se hayan alejado de Él..
Nuestro queridísimo Papa Francisco, con su ejemplo de vida, su cercanía hacia todas las personas, sin distinción, su siempre buena disposición para el diálogo y su buena voluntad y extrema humildad, está haciendo posible que, gracias al Espíritu Santo Reparador, la iglesia , que somos todos, se vaya transformando en la casa acogedora que siempre debió ser.......El Espíritu siempre sopla donde quiere y como quiere. Nos guía siempre, aunque a veces no entendamos sus designios.
Gracias por tu aportación y feliz fin de semana.

Armando dijo...

Disculpa Icue, no sé el motivo por el que mi comentario salió a quintuplicado.Lo siento.

Armando dijo...

Disculpa Icue, no sé el motivo por el que mi comentario salió a quintuplicado.Lo siento.

CHARO dijo...

Yo también admiro el trabajo pastoral del sacerdote, sobre todo hoy en día con lo que son criticados y a veces tienen que hacer su labor con grandes dificultades . Veo en la foto el Monasterio de Torreciudad de Barbastro, he estado varias veces allí, además viví en Barbastro y guardo gratísimos recuerdos de esa ciudad.Saludos

icue dijo...

ARMANDO, ESTAS COSAS PASAN NO TE PREOCUPES, ASI PUEDO LEER MEJOR TU COMENTARIO QUE ES TODA UNA CLASE SOOBRE EL AMOR A LOS SACERDOTES.
UN FUERTE ABRAZO

icue dijo...

CHARO, yo paso los veranos cerca de Torreciudad, cerca de la Virgen se esta muy bien.
Barbastro es una ciudad encantadora y familiar.
Un abrzo

jackie dijo...

Sin Dios, nada somos! Gracias por compartir tan linda entrada!!! Nosotros tambien podemos tener esa vida, solo buscar a Dios de noche y de dia! Bendiciones!!!

Josefa dijo...

Ánimo para todos los sacerdotes. Recemos por ellos pues son humanos y tambien tienen sus debilidades y tentaciones. Mi párroco es ejemplo de humildad y entrega al Señor.
s un buen guia espiritual.
Un abrazo y gracias por esta labor que haces desde el blog.

Josefa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Josefa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
icue dijo...

Josefa, si vamos a rezar mucho por los sacerdotes a los que tanto necesitamos, y también para que no se sientan solos.
Un abrazo