lunes, 9 de junio de 2014

Parte del regalo.

Un día una niña en África le dio a su maestra un regalo de cumpleaños. Era un hermoso caracol. ¿Dónde lo encontraste?, preguntó la maestra. La niña dijo que esos caracoles se encuentran solamente en cierta playa lejana.
La maestra se conmovió profundamente, por que sabia que la niña había caminado muchos kilómetros para buscarlo. "No debías haber ido tan lejos, solo para buscarme un regalo.
La niña sonrió y contestó: "Maestra la larga caminata es parte del regalo".

8 comentarios:

CHARO dijo...

Que razón tiene la niña pues el regalo en sí no tiene ningún valor, es el detalle, el esfuerzo y el cariño que hay en ese regalo.Saludos

Armando dijo...

En los pequeños detalles de cada día, está el regalo más grande que podamos hacer. Un buenos días, buenas tardes, ceder el sitio a un anciano etc. etc. Es compartir con sencillez la grandeza que poseemos....ser seres humanos.
Reflexiva entrada. Gracias.
Un abrazo.

Andres Lopez dijo...

A veces regalo una rosa y ella recibe una rosa; yo doy la escarda de la tierra, la ternura con la que la cultive, el amor con removí la tierra las espinas que me clavé y ella solo valora una rosa.
Genial el camino es mas importante que la meta.¡Gracias por tu tierno y emotivo regalo! ¡Qué bien has explicado en pocas palabras , historias de los humanos!
Besos
André
Besos
André

Marcos dijo...

Solemos valorar en exceso lo material. El regalo de una sonrisa no tiene precio.

Myriam dijo...

Esta niña del relato, lo tiene muy claro.

Gracias Icue por tu vista en mi blog cuando estaba ausente viajando. Te doy la bienvenida en casa en donde espero verte siempre que lo desees

Un abrazo

AMALIA dijo...

Un precioso relato con un maravilloso mensaje.

Muchas gracias por tu visita.

Un abrazo.

icue dijo...

Veo que coincidimos todos en este mensaje, es muy sencillo pero muy significativo y claro de entender.
Un abrazo a todos.

Inés dijo...

Un mensaje precioso
Una delicia leerlo.
Besos