lunes, 16 de noviembre de 2015

La crisis

Con frecuencia oimos hablar de la crisis económica, mucho menos de la crisis moral, ante la cual pocos se mueven.

Seria bastante absurdo suponer que las causas desencadenantes de esta crisis económica vayan a quedar subsanadas por el mero recurso a unos "parches" multimillonarios, que impidan el hundimiento del sistema financiero, obviando los problemas de fondo.

Un fator importante que forma parte del problema moral causante de la crisis económica es la falta de templanza en el consumo, y no digamos en la corrupción.

Los responsables de la economia están dirigiendo a la población diversos llamamientos a reactivar el consumo, proporcionando para ello todo tipo de incentivos, como único medio para salir de la crisis.

En vez de educar en el consumo necesario, creamos necesidades donde no las hay, para mantener unas expectativas económicas irreales. Por ese camino, facilmente podriamos salir de una crisis para entrar en otra peor.
Que poco se habla de sobriedad, de no hacer gastos superfluos.

Posted by Picasa

12 comentarios:

Armando dijo...

Y que poco se habla de Dios, de nuestras raíces cristianas. Obviar a Dios, es el resultado de todos nuestros males..
Estoy totalmente de acuerdo co. Lo que comentas.
Un fuerte abrazo.

CHARO dijo...

Que razón tienes en todo lo que dices, pienso que si se solucionase la crisis de moral y nos acercáramos más a Dios el resto tendría una mejor solución.Saludos cordiales

Marcos dijo...

Querido amigo, quien se acuerda de la sobriedad, la presión de la sociedad de consumo, el aparentar mas que el vecino, el usar y tirar, y el ¿que no me lo merezco? Pues eso, dinero de plástico y hambre para todos.

Carmen Estany dijo...

Estoy de acuerdo.El mal de esta sociedad de consumo es el habernos
alejado de Dios y por consiguiente de sus enseñanzas.
Si no se vuelve a las raíces cristianas
el hombre no tiene futuro, ya que el egoísmo nunca queda satisfecho.
Un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Ahí está Icue, la crisis moral debería tenerse muy en cuenta, porque es fruto de muchos males. Muy bien tocado el tema amigo. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Vicente Corrotea dijo...

Entiendo que, en realidad, la crisis moral no es el resultado de otros males sino que el "olvido" o laxitud de los que nos proclamamos cristianos y -dicho con mucho dolor- de algunos que gobiernan a la Iglesia. Claro, alguien puede decir que este tipo no ama a su Iglesia, que es mejor que se quede callado. Acá en mi país, Chile, tenemos el corazón muy herido pero no es el caso decirlo acá. Nuestros templos son grandes y seguros y allí nos resguardamos contra las vicisitudes y los peligros del mundo.
Disculpa mis palabras Icue y los amigos que te acompañan, pero si tuviéramos el ardor para proclamar el mensaje de amor de Jesús en un 30% del que otros tienen para odiar y matar cambiaría en gran medida la convivencia mundial. Y se recuperaría la fe en el Dios de la vida. Abrazos.

Vicente Corrotea dijo...

Con respeto, quiero aclarar que en el comentario escrito más arriba, no he pretendido echarnos la culpa como cristianos de los males de la sociedad; Sólo me he atenido a pensar en nosotros. Gracias.

icue dijo...

Vicente te he entendido perfectamente, y pienso exactamente como tu.
Un fuerte abrazo

icue dijo...

CHARO, NO OLVIDEMOS NUNCA QUE DIOS LO PUEDE TODO, SI ACUDIMOS A EL SERA MÁS FACIL.
UN ABRAZO

icue dijo...

MARCOS, SI MIENTRAS ESTEMOS SUMERGIDOS EN ESA OLA DEL MATERIALISMO NO LEVATAREMOS EL VUELO.
UN ABRAZO

icue dijo...

Carmen Estany, los que se alejan de Dios no saben lo que se están perdiendo, recemos por ellos Un abrazo

AMALIA dijo...

Muchas gracias por tu comprensión.

Un abrazo.