domingo, 1 de noviembre de 2015

Los fieles difuntos

 

La conmemoración de los fieles difuntos llena mañana lunes con la oración por los que han muerto en el Señor y deben purificarse por el fuego del purgatorio, antes de ver a Dios cara a cara
El purgatorio no es un invento de los teólogos o una explicación medieval de algo que no sabemos lo que es. En la tradición viva de la Iglesia, se ha continuado con la práctica, ya presente en el pueblo judio, de ofrecer oraciones y sufragios por los difuntos para que sean librados de sus pecados.
"Los que mueren en la gracia y en amistad de Dios, pero inperfectamente purificados, aunque estén seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegria del cielo",(nº 1030 del Catecismo de la Iglesia Católica)
 

Los sufrimientos y penalidades de la vida ayudan mucho en este camino de purificación, en la que todos habremos de pasar por la noche oscura activa y pasiva del sentido y del espiritu, como nos enseña San Juan de la Cruz
 

El Purgatorio es una demostración más de la misericordia de Dios para con sus hijos con la colaboración de la Iglesia.
No dejemos pasar este dia sin acordarnos de los que murieron, para que Dios les conceda esa visión de Dios y su Santisima Madre para la Eternidad.
No los dejemos solos.
 
Posted by Picasa

2 comentarios:

Marcos dijo...

Que menos que un dia al año para rezar por los nuestros. Corremos a comprar flores, pero solo las oraciones no se marchitan.

CHARO dijo...

Un día muy especial para rezar por todos nuestros difuntos aunque los llevemos todo el año en nuestro pensamiento y recemos por ellos también a lo largo del año.Saludos cordiales