martes, 16 de febrero de 2016

Cuidado con la carretera.

 

Nuestra vida es un peregrinaje, que nos transporta de un sitio a otro.y los años de cada uno se van paseando por las carreteras que surcan el mundo en que habitamos.
Vivir significa moverse, significa encontrarse, dirigirse conjuntamente hacia aquello que representa la alegria y la prosperidad de cada uno.Sin embargo, este encontrarse no siempre significa serenidad ni alegria, no siempre es un encuentro agradable, sino que a menudo es un enfrentamiento terrible y funesto.
Tenemos que comprobar, con dolor, que el viajar se convierte frecuentemente en un drama, que acaba en tragedia y llanto. Tenemos ante nosotros las impresionantes estadisticas de los muertos y heridos por accidentes de carretera.
Lo que se refiere al uso y al abuso de los derechos de carretera, constituye un misterio de vida o muerte, que afecta directamente a la responsabilidad de cada hombre en particular, responsabilidad de la que nadie está exento.
Precisamente la ley civil de la convivencia humana, hace suya la ley de no matar, que se desprende del Decálogo de todos los tiempos, y que es para todos un sagrado precepto.

Es buen momento, ahora que a la llamada sobre los deberes de conciencia en lo que se refiere a los peligros de la carretera, añadamos, según afirma la doctrina de la Iglesia, la protección celestial.
Cada uno tenemos nuestro angel custodio, además de la prudencia, de la sensatez, subamas al coche a nuestro Angel Custodio, os aseguro que funciona.
 
Posted by Picasa

19 comentarios:

CHARO dijo...

La verdad es que hay demasiados irresponsables en la carretera y si no hay prudencia es darle demasiado trabajo a nuestro angel custodio que podemos "enfadarle" y dejar que nuestra irresponsabilidad conduzca por sí sola.El único accidente que tuvimos mi marido y yo y que nos dejó el coche en desatre total y yo con una lesión cervical fué debido a uno de esos imprudentes que llevan super exceso de velocidad y nos pegó por detrás tremendo trompazo estando nosotros parados detras de otros coches también parados por un problema serio que había en la carretera y el irresponsable no hizo caso a las señales de parar y se empotró contra nosotros. Lo gracioso del caso es que lo negó todo (encima salió mentiroso) y tuvimos que ir a juicio.......por supuesto que lo perdió.Saludos cordiales

MAR dijo...

Tenemos que cuidarnos y cuidar todo lo bueno que nos rodea.
Un abrazo.
mar

Esteban dijo...

Me gusta mucho la perspectiva que muestras sobre los accidentes de tráfico y cómo la expresas, Icue.

Yo creo que en general, prevalece una actitud muy fatalista y ausente de toda crítica hacia uno mismo. Se tiende a pensar que los accidentes de tráfico son, básicamente, una cuestión de mala suerte, y muy pocas veces una persona se plantea seriamente cómo conduce y cómo mejorar día a día su técnica y sus hábitos. En esta faceta de la vida son muchos, demasiados, los que ni reconocen que pecan por acción u omisión, parece que no lo ven, y, por lo tanto ni hay propósito de enmienda.

Con tu permiso, dejo aquí una entrada (http://conducirsinmiedo.blogspot.com.es/2014/01/mi-padre-un-sargento-y-nueva-zelanda.html) que creo que puede ser útil, sólo lo hago con ese fin, pero si no te parece adecuado elimínala con toda tranquilidad que seguimos tan amigos igualmente, por supuesto. Gracias.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Hola Icue,

Gracias por tus palabras en casa en donde
te doy la bienvenida, siempre que lo desees.

Bueno, soy judía y mis ángeles siempre están conmigo,
no sólo cuando conduzco en la carretera o cuando viajo en avión,
que lo hago a menudo, sino cada día, en cada momento.

Un abrazo

JAGL dijo...

Gracias Icue por tus palabras. La verdad es que la felicidad está en las cosas sencillas, que ciertamente son las más grandes y las tenemos al alcance de los ojos.
En cuanto a la carretera, la verdad que es una lacra, por los accidentes tan brutales que dejan consecuencias muy tristes para toda una vida; si a esto unimos todas esas conductas incívicas que nos rodean propias de nuestro comportamiento, pues mejor apagar la luz.

Un abrazo. Juan.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Yo siempre me encomiendo al la Santísima Virgen del Carmen y a mi ángel de la guarda que son mis protectores en la carretera, me ha ido bien, gracias a Dios.

Un abrazo.

Marcos dijo...

Dos breves comentarios: El Ángel Custodio se apea del coche cuando pasas de 140. y recuerda que en esto No hay segunda oportunidad.

AMALIA dijo...

Es muy importante la responsabilidad. Una gran pena que a veces la imprudencia sea la causante de accidentes .

Muchas gracias y un abrazo

José dijo...

Prudencia, sensatez y nuestro Ángel, eso es el ideal para conducir, pero a veces surge alguien que tiene de copiloto al mismísimo diablo.
Gracias por tu visita y comentario en mi blog
Un abrazo.

icue dijo...

CHARO, SI EL ANGEL cUSTODIO AYUDA Y MUCHO,CON TANTO OCO SUELTO ES UN MILAGRO QUE NO TEMGAMOS MÁS ACCIDENTES.
UN SALUDO

icue dijo...

mar ,tienes razon tenemos que cuidar lo bueno que tenemos, pero tambien hacer que lo malo se convierta en bueno.
Gracias un saludo afectuoso

icue dijo...

Esteban gracias por tu positivo comentario.
He visitado la pagina que me dices es muy interesante, complementa muy bien el tema que hoy nos ocupa.
Un abrazo

icue dijo...

Miryam, quiero mucho a La Virgen Maria que tambien es judia, eso me une mucho a ti.
Es muy impotante la ayuda de los angeles, acudo a ellos con mucha frecuencia, ha sido un placer visitarte, lo seguiré haciendo. tu aqui tienes tu casa.
Con todo cariño,

icue dijo...

JAGL,ES UNA GRAN ALEGRIA VERTE POR ESTA TU CASA, COINCIDIDIMOS EN LA FORMA DE VER LAS COSAS CON SENCILLEZ, ESO HOY DIA NO ES MUY NORMAL, PERO CREO QUE ES BUEN CAMINO.
UN FUERTE ABRAZO

icue dijo...

Rafael, m emociona ver tu devoción a la Virgen del Carmen, que falta hace que todos nos apollemos en Ella en estos momentos confusos que vive nuestra sociedad.
Un fuerte abrazo

icue dijo...

Marcos, tienes razon el Angel Custodio nos indica lo que debemos hacer, otra cosa seria si nos sirvieramos más de ese medio que Dios nos ha facilitado.
Con el afecto de siempre un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Os estoy leyendo hablar de La Virgen, de los Angeles Custodios de Dios, y me lleno de alegria al ver que se habla de estas cosas tran impotantes, en unos momentos que tanto se atacan los valores cristianos, os animo a todos a seguir proclmando vuestra fe.

icue dijo...

AMALIA, SI LA IMPRUDENCIA ES UNA DEMOSTRACIÓN DE LO POCO QUE SE VALORA LA VIDA HUMANA EN ESTOS CASOS, HAY QUE SER PRUDENTES Y RESPONSABLES.
UN SALUDO CARÑOSO

icue dijo...

Jose, que alegria verte en esta tu casa, tu comentario es muy positivo, gracias y un abrazo